朴玉洙 PASTOR OCK SOO PARK

  • Para resolver el problema fundamental del suicidio.

  • La vida es tener un corazón que fluye.

    En las películas chinas, las historias sobre la venganza aparecen a menudo. Hay gente en este mundo que vive toda su vida sólo para vengarse porque no fueron capaces de deshacerse del rencor. Cuando la gente tiene odio y rencor, arruina su vida. Sólo capturado por el odio y el rencor, esta persona no es capaz de hacer otra cosa, sino que simplemente acaba siendo un esclavo de la venganza.

    Hay una persona llamada José en la Biblia. Los hermanos de José lo odiaban, por eso lo arrojaron en un pozo pensando en matarlo. Más tarde, lo venden a comerciantes por 20 siclos de plata. José fue llevado a Egipto y se convirtió en un esclavo de Potifar, el capitán de la guardia del faraón. Más tarde, ya que José se resistió a la tentación de la esposa de Potifar, fue tendido en una trampa y fue hecho prisionero. En la cárcel, el interpretó el sueño del jefe de los coperos del Faraón y luego interpretó el sueño del faraón. Faraón vio la sabiduría de José y lo puso sobre toda la tierra de Egipto. Después de haberlo puesto sobre toda la tierra de Egipto, ninguna historia sobre su odio o venganza hacia la mujer de Potifar, quien lo había enviado a la cárcel, se puede encontrar en la Biblia. Además, cuando se reunió con sus hermanos que trataron de matarlo y lo vendieron como esclavo, nunca trató de vengarse. Los hermanos temblaban de miedo que José se vengue por lo que le hicieron, pero José no tenía ese corazón. En lugar de eso, se hizo cargo de ellos y los amaba. José se deshizo de todo el aborrecimiento y la venganza en su corazón por la fe.

     

    Hoy en día si abrimos nuestros corazones, tratamos a los demás con un corazón abierto, y aceptamos su corazón, no solo nos hace feliz, sino podemos convertirnos en una persona que hace a los demás felices también. Al hacer la sopa y añadir una especia, tiene el gusto de esa especia. Si se agrega las anchoas, tendría el sabor de las anchoas. Del mismo modo, si tenemos odio en nuestro corazón, el odio va a ser mostrado en nuestra vida. Si tenemos el mal, el mal será revelado. Si tenemos miedo, el miedo aparece. A pesar de que el odio, el aborrecimiento, el miedo y la lujuria están dentro del corazón, no se ven por fuera, se convierten en factores importantes que pueden destruir nuestras vidas.

     

    La gente sabe cómo tratar la úlcera del estómago y la hipertensión. La gente sabe muy bien acerca de sus cuerpos, pero no saben cómo tratar la enfermedad en el corazón. Hay muchas ocasiones en que la vida se destruye a causa de lo que sucede en el corazón, pero el tratamiento necesario no es conocido. Salen de la lujuria, los deseos, el odio y el miedo, ya que están en su corazón. Hay muchas personas en el mundo cuyas vidas son destruidas por estar atadas en el miedo, la lujuria y el odio, porque no pueden deshacerse de estas cosas.

     

    A pesar de que el rey Saúl intentó matar a David, David no le odio a Saúl. ¿Cómo aprendió acerca de ese corazón? ¿Cómo el pudo deshacer el odio y aborrecimiento en su corazón? ¿Cómo José pudo librarse del resentimiento y el odio hacia sus hermanos y el aborrecimiento hacia la esposa de Potifar, que le tendió una trampa y lo envió a la cárcel? Cuando Dios hizo el corazón de los seres humanos, el hizo que fluya de corazón a corazón. Si yo tengo el mismo corazón con alguien, entonces mi corazón fluye con esa persona. Cuando el corazón fluye, estoy feliz cuando esa persona está feliz, y me pongo triste cuando esa persona está triste. Si el veneno mortal esta en el corazón de esa persona, el veneno se transfiere a mí, y si la paz está en el corazón de esa persona, la paz se transfiere también a mí. Es lo mismo para Dios y los seres humanos. No se trata de sólo asistir a la iglesia, pero si el corazón de Dios se encuentra en la Biblia y nuestro corazón fluye con el corazón de Dios, cambiaremos para ser como Dios.

     

    La paz, el amor, la esperanza y la felicidad que no está en nosotros, sino en Dios entra en nosotros, y al contrario, el miedo, la aversión, el odio y la lujuria, que Dios odia, se alejan poco a poco de nosotros. A medida que descubrimos a Dios a través de la Biblia y al compartir el mismo corazón con Dios, que no conocemos, naturalmente comenzamos a odiar el pecado. El corazón de odio y aborrecimiento desaparece, y un corazón lujurioso y malo colapsa mientras que se levanta dentro de nosotros. La verdadera paz, felicidad y amor entra en nuestro corazón, y podemos amar a los demás ya que los tratamos con este corazón. Podemos superar cualquier sufrimiento que estamos pasando con esperanza, y podemos calmarnos de cualquier odio que este dentro de nosotros con el corazón de Dios.

     

    Una vida fiel no se trata de ir a la iglesia con diligencia o hacer algo diligentemente. Se trata que mi corazón fluya con el corazón de Dios. Incluso entre las parejas, hermanos, amigos; nuestro corazón tiene que fluir juntos. Entonces empezamos a echarnos de menos, queremos encontrarnos, y ser felices Una persona sincera es alguien que abre su corazón a la gente de su alrededor e intercambian su corazon. Por el contrario, si una persona cierra su corazón y cae en sus propios pensamientos, la mente se debilita. La mayoría de las personas que se suicidan son personas como la persona que ha cerrado su corazón y ha caído en sus propios pensamientos. Es por eso que la persona más malvada es alguien que esta capturado dentro de sí mismo.

    Si hoy abrimos nuestros corazones y tratamos a los demás con el corazón y aceptamos sus corazones, entonces no es que sólo yo va a estar feliz sino que seremos personas que hacen a los demás felices también.

     

    Pastor Ock Soo Park

    Asesor Principal de IYF

    Pastor Principal de la iglesia Buenas Nuevas de Gang-Nam

     

     

     

     

  • twitter facebook
  • 목록